Historia

Tras pasar unas vacaciones en Sölden, el ingeniero alemán Robert Berger se enamoró del pintoresco paisaje del Val Venosta y decidió, sin dudar, trasladarse allí. Estamos hablando de los finales de los años 70 y fue en su nuevo hogar adoptivo, exactamente en 1977, cuando Robert Berger creó la TTM Termo Tecno Management.

 

Actualmente la empresa consta de seis empleados y opera en todo el mundo, sobre todo en el sector de productos semielaborados para el aislamiento. Gracias a la particular ubicación en la parte de Europa de habla italiana y alemana, pudo posicionarse, en el transcurso de los años, como un compañero fiable para un gran número de empresas del ámbito de refrigeración, climatización, calefacción y fontanería.

Después de tan sólo tres años, la TTM se hizo cargo de la representación comercial las empresas Missel (1979), Danmat (1980) y Isolsiv (1980, la última sólo para el mercado de habla alemana).

La parte de productos, cuya distribución exclusiva consiguió la TTM, aumentó en los años 80, después de que se añadiesen a la lista importantes marcas como Coroplast (1983), Kamarco oy (1985) y Therwoolin (1985). Entre ellas también hay que añadir la marca Isolpak, considerada hoy en día como una de las más importantes a nivel mundial.

 

En 1989 la empresa continuó desarrollándose en dirección de la producción de terminales de aluminio y en 1995 la marca registrada Isogenopak se convirtió en el miembro de la familia de productos representados por la TTM.

En el año 2002, la TTM se trasladó a la sede actual en el distrito industrial de Prato allo Stelvio y en 2007 celebró por todo lo alto su 30º aniversario.

El año 2009 representó otro hecho importante para la historia de la empresa, ya que adquirió la representación comercial de Goebel, compañía especializada en tornillos y técnica de fijación.

 

Hoy la TTM opera en todo el mundo como un mediador en el sector de aislamiento y se ofrece, por lo tanto, como un centro que permite que los fabricantes del material de asilamiento y los compradores finales entren en comunicación. La empresa les proporciona soluciones individuales en función de sus necesidades y para un número casi ilimitado de instalaciones de distintos sectores.